El secreto para una estrategia de marketing femenino efectivo
febrero 22, 2017
Redes Sociales… maneja adecuadamente tu presencia
marzo 1, 2017

El caos en los Oscar

Lo que pretendía ser una de las mejores ediciones de los premios de la Academia, derivó en el Oscargate. Donde ganó Moonlight en lugar de La La Land, con fue anunciando en un momento delirante, por los despitados Faye Dunaway y Warren Beatty, proclamando la mejor película.

Los sobres se traspapelaron y en pleno discurso de euforia los productores “afortunados” se les fue quitada de las manos las estatuillas y entregadas a los reales ganadores.

La La Land se alzó con 6 estatuillas, mientras que Moonlight 3, siendo un hecho histórico pues por primera vez gana un intérprete musulmán, Mahershala Ali, como mejor actor de reparto, guión adaptado y primer largometraje de temática abiertamente gay que gana el máximo galardón.

Además por primera vez gana una serie de televisión, O. J.: made in America, (estrenada en cine y que dura 647 minutos), por primera vez también 5 cineastas negros se van a la cama con el Oscar en sus manos en una misma edición y finalmente Viola Davis por primera vez es la interprete afroamericana que suma Emmy, Tony y Oscar por su actuación en la película Fences.

Volviendo al caos, lo que no se explica es que después de varios minutos entonando agradecimientos y tributos es que se le comunica el error de los sobres equivocados. No puedo dejar de mencionar la elegancia con que el productor de La La Land, Jordan Horowitz, aseguró a sus rivales que no había ningún problema, que subieran a l escenario y disfrutaran su premio. Definitivamente fue el gap más cruel que ha perpetado la historia de los Oscar.

La verdad que la ceremonia transcurrió de lo más bien, en síntesis tenemos: la entrada al escenario de Justin Timberlake, cantando y bailando Can’t Stop the Feeling, ovación del público a la actriz Meryl Streep antes de empezar la gala, varias referencias políticas y dos intervenciones incisivas y directas, las del cineasta iraní Asghar Farhadi y la del actor mexicano Gael García Bernak, haciendo alusión a las decisiones adoptadas por el nuevo presidente de los Estados Unidos, dos ovaciones a Jimmy Kimmel en menos de 10 minutos, quien convenció en su primera participación como presentador, siendo conocido como un cómico televisivo y por supuesto el error en la lectura del último premio.

Todo un éxito y hasta la próxima edición, que será el número 90 ° de los premios Oscar.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *