3 consejos para que tu semana sea más productivo
abril 13, 2020
Emprender sin morir en el intento
abril 29, 2020

Foto: Freepik.com

Comunicar…  A veces no explotamos nuestros talentos, más allá de la acción básica y natural, con la que nacemos. En muchas ocasiones ni siquiera somos conscientes de que podemos potencializar algunas habilidades.

Reflexionado sobre esto, recordé que estamos tan acostumbrados a justificarnos, que cuando recibimos un cumplido, un comentario alentador o resaltando nuestro potencial, de forma automática lo rechazamos, con comentarios tales como: ¿en serio?, ¿tú crees?, ¡ay mija intentando hacerlo bien, pero nada que ver! 

Aunque hay de todo en la viña del señor, con los años he aprendido que nadie está obligado a decirte algo cortés, quien toma la molestia de elogiar tu trabajo, es porque definitivamente lo valora y observa desde su perspectiva, que lo haces bien.   En múltiple ocasiones invertimos tanta energía en crear una estrategia para rechazarlo y por supuesto en otras ocasiones sale de forma automática. Hemos sido, desafortunadamente, educados para rechazar los elogios.

Durante algún tiempo he investigado sobre cuáles son las formas “políticamente correctas” para responder frente a un halago, porque la verdad  es que responder con elegancia, no siempre es tarea fácil de dominar. 

Pero antes de aprender a agradecer los elogios con un gracias, debemos aceptar los mismos de corazón.

Te comparto algunas “formas” que me han parecido acertadas:

  • Decir gracias con sinceridad, es suficiente. Así de simple, no necesitas justificar nada ni agregar nada más.

 

  • Cuida tu lenguaje no verbal, con especial atención en la mirada. Mirar a la persona mientras das las gracias o estrechas su mano.

 

  •  Si el esfuerzo ha involucrado a más personas, cuando recibas el cumplido recuerda mencionar a aquellos que con frecuencia de encuentran en la oscuridad, pero han ayudado a obtener los excelentes resultados.

 

  • Rechaza de tu mente, coletillas como “no fue nada”. Si fuese necesario decir algo, buscar una expresión positiva.

 

  •  Evita devolver elogio con otro. Esta acción se ve un poco forzada, pero sobre todo carente de autenticidad.

 

Si cada día te esfuerzas por hacer las cosas de manera extraordinaria, ¿por qué no aceptar el reconocimiento de los demás? Realmente te lo mereces, disfruta los resultados de tu enfoque y dedicación. 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *